top of page

Desbridamiento de heridas: definición, tipos y función

El desbridamiento de heridas se define como la eliminación de tejido, cuerpos extraños y otras sustancias no vitales para optimizar la curación. El desbridamiento es un requisito básico para un proceso eficiente de curación de heridas. Además de tratar los factores que retrasan la cicatrización, el desbridamiento debe ser el primer paso para la preparación del lecho de una herida crónica.


El desbridamiento promueve el proceso de curación de heridas de varias maneras. La piel muerta obstaculiza el desarrollo de tejido sano nuevo y hace que el área afectada sea más susceptible a infecciones. También puede ocultar los signos de infección, ya que el tejido muerto puede aumentar el olor y el exudado, facilitando la propagación de bacterias y otros invasores extraños.

Dicho esto, el procedimiento se realiza con mayor frecuencia para:

  • Retirar el tejido contaminado por bacterias, tejido extraño, células muertas o costras

  • Crear un borde de herida limpio para disminuir marcas de cicatrices

  • Ayudar en la curación de quemaduras muy severas o úlceras por presión

  • Obtener una muestra de tejido para pruebas y diagnóstico.




Tipos de desbridamiento de heridas


En medicina se usa una amplia variedad de técnicas de desbridamiento. Para una herida grave o una herida que no mejora, se puede usar múltiples tipos de tratamiento. Por ejemplo, una herida grave con tejido necrótico(muerto) se puede tratar primero con desbridamiento quirúrgico. Sin embargo, puede tener desbridamiento enzimático y mecánico en las semanas posteriores.


Desbridamiento quirúrgico

Este es el proceso de retirar quirúrgicamente el tejido dañado o en proceso necrótico. En este caso, un cirujano inspecciona visualmente el tejido, determina qué tejido es viable y elimina el tejido que no se pueda rescatar. El tejido defectuoso se corta con un instrumento filoso o con calor. El cirujano intenta preservar la mayor cantidad posible de tejido sano.


Desbridamiento autolítico

Este es el proceso del cuerpo para deshacerse del tejido muerto y conservar el tejido sano. Se puede recurrir al uso de apósitos o acudir con un especialista en heridas. Este tipo de desbridamiento es esencialmente permitir que el cuerpo se cure a sí mismo.


Desbridamiento enzimático

Este tipo de desbridamiento utiliza soluciones enzimáticas o ungüentos para tratar el tejido. Típicamente, la solución o ungüento se combina con un apósito que se cambia regularmente. Esto suaviza el tejido y permite que se elimine el tejido dañado cuando se quita el apósito, también conocido como parche.


Desbridamiento mecánico

Esta forma de desbridamiento consiste en retirar el tejido con un apósito que se cambia con regularidad. El apósito comúnmente denominado apósito húmedo a seco consiste en aplicar una gasa húmeda sobre una herida que requiere desbridamiento y cubrirla con un vendaje estéril. Después de un período de tiempo determinado, el apósito se secará, lo que permite que el tejido se adhiera a la gasa. Cuando se quita el vendaje, también se elimina el tejido adherido a la gasa. Este tipo de desbridamiento también se conoce como “desbridamiento no selectivo” ya que tanto el tejido sano como el no saludable se puede eliminar con este proceso.


Desbridamiento con gusanos o terapia larval

Este tipo de desbridamiento utiliza larvas de mosca criadas en un ambiente estéril para desbridar heridas. Los gusanos se colocan en la herida, generalmente debajo de un vendaje flojo, donde comen tejido muerto o no viable. La larvoterapia es un tipo selectivo de desbridamiento, ya que los gusanos solo consumen tejido no saludable, dejando el tejido sano intacto.


Desbridamiento hidroterapéutico (mecánico)

La hidroterapia o el agua a presión se usa con más frecuencia para desbridar las quemaduras. Es una forma no selectiva de desbridamiento y puede ser dolorosa, según la causa de las heridas.





Cuándo es necesario el desbridamiento de heridas

No todas las heridas son adecuadas para el desbridamiento. Las heridas agudas generalmente no requieren la eliminación de tejido muerto. Sin embargo, las heridas crónicas como las úlceras por diabetes o lesiones por presión son más propensas a necesitar la eliminación manual del material necrótico. Se necesita una valoración de heridas por parte de un médico o especialista calificado para determinar si se requiere este procedimiento para facilitar la curación de heridas. También entran en juego factores tales como el estado general de salud del paciente, el tamaño y la ubicación de la herida, la posibilidad de infección y la presencia de exudado.


Cuándo no es necesario el desbridamiento de heridas

Es esencial realizar una valoración de heridas cuidadosa antes de tomar la decisión de desbridar una herida. Especialmente porque en algunos casos el tejido necrótico debe dejarse en el lugar. Por ejemplo, cuando hay una enfermedad vascular subyacente con gangrena asociada, es común esperar el momento ideal. Se debe evaluar el grado de isquemia subyacente (disminución del flujo sanguíneo a la zona afectada) y considerar la cirugía vascular correctiva. También es posible que el material necrótico pueda desprenderse (necrosis). La intervención temprana puede ocasionar gangrena húmeda infectada que se extienda y pueda necesitar una amputación urgente.


Síntomas de un problema después del desbridamiento de heridas

Después de salir el hospital, es importante acudir con el médico si ocurre cualquiera de los siguientes problemas:

  • Signos de infección, incluyendo fiebre y escalofríos

  • Enrojecimiento, inflamación, aumento del dolor, sangrado excesivo o secreción en el sitio de la herida

  • Aspecto blanco, azul o negro al tejido alrededor de la herida

  • Dolor que no se controla con los medicamentos administrados

Posibles complicaciones del desbridamiento de heridas

El médico revisa una lista de posibles complicaciones, que pueden incluir:

  • Dolor

  • Sangrado

  • Infección

  • Retraso en la curación

  • Eliminación de tejido sano con desbridamiento mecánico

Los factores que pueden aumentar el riesgo de complicaciones incluyen:

  • Infección

  • Condiciones médicas preexistentes

  • Tabaquismo

  • Diabetes

  • Uso de esteroides u otros medicamentos inmunosupresores

  • Nutrición deficiente

  • Mala circulación

  • Trastornos Inmunes

Dolor en el desbridamiento de heridas


El dolor durante el desbridamiento varía desde una molestia menor a un dolor intenso, según el tipo de desbridamiento, la naturaleza de la herida y su gravedad. Esto determina qué tipo de tratamiento para dolor deberá proporcionarse antes de realizar el procedimiento. Algunos procedimientos se realiza sin ninguna anestesia, mientras que otros sí la requieren.

Si bien la anestesia es necesaria para casos severos, el medicamento oral suele ser adecuado para la mayoría de los tipos más suaves de desbridamiento. En muchos casos no será necesario tomar analgésicos.


Síntomas de un problema después del desbridamiento de heridas

Después de salir el hospital, es importante acudir con el médico si ocurre cualquiera de los siguientes problemas:

  • Signos de infección, incluyendo fiebre y escalofríos

  • Enrojecimiento, inflamación, aumento del dolor, sangrado excesivo o secreción en el sitio de la herida

  • Aspecto blanco, azul o negro al tejido alrededor de la herida

  • Dolor que no se controla con los medicamentos administrados

Posibles complicaciones del desbridamiento de heridas


El médico revisa una lista de posibles complicaciones, que pueden incluir:

  • Dolor

  • Sangrado

  • Infección

  • Retraso en la curación

  • Eliminación de tejido sano con desbridamiento mecánico

Los factores que pueden aumentar el riesgo de complicaciones incluyen:

  • Infección

  • Condiciones médicas preexistentes

  • Tabaquismo

  • Diabetes

  • Uso de esteroides u otros medicamentos inmunosupresores

  • Nutrición deficiente

  • Mala circulación

  • Trastornos Inmunes






11 views0 comments

Comments


bottom of page