top of page

Factores a considerar si sufres de Pie Diabético

El pie diabético es una de las complicaciones más devastadoras de la diabetes. Tiene un fuerte impacto en la población mexicana, limitando la capacidad para poder continuar con sus actividades. (Trabajo, vida familiar, social etc.)


El pie diabético se debe a tres factores fundamentales:


•La alteración de los nervios (neuropatía), la angiopatía (problemas de circulación) y alteraciones inmunológicas que facilitan la infección. La neuropatía es responsable de la pérdida de la sensibilidad protectora y de las deformidades del pie que alteran la biomecánica, generando la formación de tilomas (callos) en zonas de fricción o presión, estos son los causantes de las heridas en el 85% al 90% de los casos.


La angiopatía es el resultado de procesos fisiopatológicos que contribuyen a la oclusión de las arterias, ocasionando zonas de isquemia que ante una lesión, la cicatrización alterada y la hipoxia generan un sitio de entrada a los microorganismos patógenos, que a su vez, aumentan la demanda tisular de oxígeno y provocan un círculo vicioso que agrava progresivamente la isquemia.


La herida en un paciente diabético inicia de diferentes maneras, por ejemplo, secundaria a fricción o presión, por un objeto no sentido en el zapato o por una punción profunda.


A la exploración física el pie diabético presenta callos, piel seca y agrietada. Puede presentar ausencia de sensibilidad y/o dolor ante estímulos no dolorosos, sentir hormigueo o quemazón. Si tiene daño vascular el lecho de la herida estará cubierto por una costra y la piel que rodea la úlcera se encontrará pálida, con ausencia de vello, sin pulsos palpables; con llenado capilar lento. Así mismo el paciente referirá dolor que aumenta por las noches y disminuye al ponerse de pie.


Si la herida se encuentra infectada, se observarán datos como lecho friable, sangrante, aumento del exudado purulento así como de las zonas de necrosis y aumento local de la temperatura.


Son datos de alarma la necrosis extensa (tejido muerto), la presencia de gas, la salida franca de pus, la formación de ampollas vesículas o necrosis sobre zonas de celulitis (infección de la piel) y la presencia de respuesta sistémica.




 

Tratamiento


El tratamiento del pie diabético consiste en lograr el control adecuado de la glucosa (azúcar), manejo de las comorbilidades, manejo local de la herida con apósitos inteligentes y descargar la planta, cuando la herida se encuentra en ella, con un yeso de contacto total especial para pie diabético o con bota neumática.

6 views0 comments

Comments


bottom of page